¿Llevas varios años intentando mejorar tu calidad de vida, pero sin resultados? Es importante que tengas en cuenta que una salud integral va mucho más allá de tener un cuerpo que estéticamente se vea bien. La salud holística se encarga de nuestra unanimidad como seres humanos, cambiando hábitos que nos hagan mal por actividades que nos engrandezcan cuerpo y alma.

La manera en cómo nos vemos a nosotros mismos, como seres partes de la Madre Tierra y de todo el Universo, influye en cómo nos manejamos internamente en un nivel superior, es decir, esa conexión que tengamos con nuestro interior y con el universo nos hace seres de luz, capaces de ir más allá del bienestar físico; razón por la cual nuestra salud dependerá de la armonía que sintamos con nuestro entorno, es la acción de encaminar nuestra vida en beneficio de esta, por un balance tanto interno como externo.

¿Qué beneficios tendré al llevar mi salud en la línea holística?

1. Mejora tu salud en todos los aspectos

Te sentirás mejor y por ende te verás mejor, con el tiempo te alejarás de toda esa negatividad y del muy recurrido “no puedo”, actitud que hace que tu ánimo esté por el piso y a su vez que tu salud se deteriore. Cómo te sientes, estás.

Un ser de luz, mentalizado y con los hábitos diarios adecuados, indudablemente mejorará su bienestar físico. La salud holística hace un recordatorio constante muy importante y se trata de cómo el ejercicio diario puede transformar nuestras vidas, se nos mandó a la tierra a cuidar nuestro cuerpo y si lo mantenemos estático, es muy probable que tus objetivos no se alcancen por sí solos.

2. Respetas y admiras tu cuerpo

En este estilo de vida nuestro cuerpo es un templo puro, tal como un ambiente de una tonalidad blanca perfecta, no debemos mancharlo de cosas negativas para que conserve su integridad.

Todo ser humano en algún punto de su vida ha sentido algún tipo de complejo en su cuerpo y en la sociedad en la que vivimos es bastante normal, pero cambiar esa mentalidad tan negativa y empezar a admirar tu cuerpo por el simple hecho de que te da la oportunidad de vivir el día a día y de poder disfrutar las maravillas que la Tierra nos brinda, es realmente una bendición y un privilegio.   

3. Llevas un estilo de vida equilibrado y en armonía

Muy independientemente de cómo llevamos nuestra rutina diaria, enfocarnos en tener un estilo de vida diario armonioso, depende únicamente de la importancia que le demos a nuestro bienestar, es decir, por más cosas que tengamos que hacer, si logramos una organización en la que prioricemos nuestra salud, estaremos siendo seres integrales.

Si tomamos al menos 20 minutos diarios, que por lo general lo mal utilizamos en redes sociales o momentos de ocio, para hacer algo en beneficio de nosotros mismos, sentiremos, a más de resultados físicos, una sensación de satisfacción que nos engrandecen el alma y espíritu.  

4. Eres más consciente de cuidar el planeta y el medio-ambiente

Al estar en sincronización con lo que somos y con nuestra luz interior, seremos capaces de salir de nuestra burbuja y ver todo con ojos de conciencia. El universo, lo que hay en él y su relación con nosotros nos da la posibilidad de llegar a ser unánimes con lo que nos rodea, por tal motivo cada acto que realicemos, tendrá un impacto ya sea negativo o positivo en nuestro entorno.

5. Trabajas más en tu tolerancia, humildad y compasión

No somos seres aislados de los demás, por el contrario, todo ser humano tiene una conexión con los demás y debemos mantener una actitud de total humildad y confraternidad el uno con el otro.

Entre más buenas acciones podamos dejar en la vida terrenal como seres integrales, más nutrimos nuestra alma y fortalecemos nuestras relaciones sociales, ¿cómo? en primer lugar porque aprendemos a escuchar, el hecho de ponernos en el lugar del otro nos ayuda de sobre manera tanto a conocer a los demás, como a conocernos nosotros mismos. Sé compasivo, todos en algún momento necesitaremos la mano de alguien y si eres un ser proactivo, nunca hará falta quien quiera devolverte el favor.

6. Logras tener relaciones saludables con familiares y amigos

Al mantener una postura ante la vida mucho más agradable, los seres que nos rodean sentirán esa aura maravillosa y se contagiaran de la misma. Recuerda también que el evitar personas negativas que no aporten, te servirá mucho en cuanto a ahorro de buena energía; las personas tóxicas nos absorben nuestra buena vibra y la transforman en pensamientos molestos que nublan nuestros objetivos.

7. Construyes un Amor de pareja sostenible

Este beneficio viene de la mano con el punto número dos, con esto queremos decir que si logras mantener un amor propio y respeto hacia ti mismo, lo demás vendrá por añadidura.

Tu pareja es el reflejo de aquella admiración que sientes sobre ti y pueden llegar a construir una relación integral en base a la armonía que caracteriza un estilo de vida holístico.

El amor en pareja sostenible no quiere decir que nunca existirán problemas, al igual que todos los seres humanos, siempre existirán desacuerdos entre ambos, pero la clave de un estilo de vida diferente, es la capacidad que tengamos de desarrollar relaciones duraderas en donde el entendimiento y apoyo brillarán.

8. Puedes aplicar métodos alternativos para una sanación natural

Los daños colaterales que te trae un mal estilo de vida, pueden ser tratados por medios no tradicionales, la salud holística tiene una característica especial que utiliza métodos de sanación completamente aliados a nuestra Madre Tierra. Todo aquello que sale de la Pacha Mama fué creado por nuestra luz interior, para nosotros, aprovechar sus recursos de manera consciente es lo mejor para nuestro cuerpo.

9. Estás en constante desintoxicación

Los elementos tóxicos que nos rodean día a día, atribuyen efectos negativos a corto y largo plazo a nuestro cuerpo, pero siempre es importante saber que existen factores dañinos que influyen de mala forma en nuestro Ser espiritual también, tales como estrés o personas con energía negativa.

Un estilo de vida holística además de traer armonía de adentro hacia afuera, te ayudará en esa constante desintoxicación que deberíamos tener todos al menos una vez por semana. Existen métodos como la desintoxicación iónica en la cual se extrae todo lo que el cuerpo ya no necesita a través de los pies sumergidos en agua, así como la desintoxicación a nivel espiritual, la meditación es una opción realmente completa, en ella la renovación del practicante inicia desde el primer instante; son muchos las prácticas holísticas que te ayudarán a desintoxicarte.

10. Te conectas con la Fuente, tu Luz interna y con el Universo

Conectarse con la fuente es un acto de profundización en el que puedes elegir seguir el camino de conexión contigo mismo, de autoconocimiento, de autogestión, de auto responsabilizarse de esa parte divina que hay en ti y siempre existirá.

En este proceso en el que te encuentras con tu centro y estableces una armonía con él, hallarás la respuesta a muchas inestabilidades que hoy no te dejan encontrar la paz. Llegar a una conexión íntima,, posibilita al ser humano a sentir todo lo que le rodea de manera distinta, a soltar distracciones y a cumplir su verdadero propósito de vida.

Conectarse con tu luz interna afirma todo aquello en lo que crees y sobre todo te une con lo que te hace bien,  el poder regresar a nuestro inicio, donde nuestra alma y espíritu se encontraban en un estado de pureza y tranquilidad, es un proceso complejo, pero con frutos maravillosos, que se puede lograr gracias a esta vinculación con el universo, tu luz interna.

Iluminarnos es iluminar nuestro camino también, somos luz y a través de ello podemos ser luz en los demás. De esto se trata hallar nuestra luz interna, es el recordar el porqué de dónde estamos y el para qué de a dónde vamos.

Nuestro cuerpo cambiará acorde a nuestros cambios espirituales, ya que en el estilo de vida holístico, no se puede estar en desincronización de lo que pensamos y de lo que transmitimos o somos.

Conectarse con el universo es entender que somos parte de él, las fuerzas poderosas del universo pueden influir en nuestro ritmo de vida para bien. Deja lo material de lado y pon lo espiritual en el centro del camino para recibir todas las maravillas de la vida holística.

La Madre Naturaleza es sabia y perfecta en todo su esplendor, recurrir a ella en momentos de desequilibrio nos hace parte de un universo maravilloso y a su vez armoniza cada momento de incertidumbre habitual que se pueda presentar.

Estos y muchos más son los beneficios que se adquieren tras abandonar los hábitos perjudiciales para nuestro cuerpo, alma y espíritu y optamos por tener calidad de vida a nivel integral u holístico !Únete a esta comunidad que se enfoca en crear seres conscientes del bienestar de su cuerpo!