Creo firmemente en que los productos naturales son clave para nuestra salud y bienestar interno y externo, uno de ellos es el Aceite de Coco, soy fan y quiero contarte la razón.

El aceite de coco se consigue directamente de la pulpa del coco y es un extracto, que trae consigo muchos beneficios para nuestro cuerpo, pero no solo a nivel externo o estético, sino que a su vez podemos usarlo para acelerar nuestro metabolismo o eliminar infecciones, es decir, un aliado más para nuestra salud.

Se trata de un producto fácil de encontrar debido a su constante popularización, pero muchas veces lo usamos sin saber verdaderamente en qué nos está beneficiando, por eso es importante que conozcas sus usos correctos y en qué parte de nuestro cuerpo puede actuar de manera eficaz.

Usos del Aceite de Coco

Para el cabello

  • Adiós frizz

Si sufres constantemente con el frizz o el cabello esponjado, el aceite de coco es la respuesta a todo ese molesto problema, después de bañarte puedes poner un poco de aceite de coco en las yemas de tus dedos e ir colocándolo poco a poco de MEDIOS A PUNTAS, recuerda no colocar el aceite en la parte superior, debido a que puede dar un efecto grasoso.

Otra alternativa es usarlo como mascarilla para reducir el frizz, en un día de relax en el que no tengas que salir, colócalo de medios a puntas en una cantidad razonable y déjalo reposar, por lo menos de 2 a 3 horas, luego lava tu cabello con tu shampoo favorito y ¡Listo!

Esta opción es recomendada para todas las personas que tienen el cabello seco y maltratado por químicos. Si lo haces una vez por semana, notarás los cambios inmediatamente, lucirá mucho más nutrido y con fuerza.

  • Úsalo como acondicionador

Dile adiós a los acondicionadores comerciales, que muchas de las veces no nos proporcionan resultados óptimos en la nutrición de nuestro cabello, puedes usarlo después de tu shampoo en tu ducha diaria y luego removerlo con mucha agua. Al salir no olvides desenredar tu cabello con un peine de cerdas gruesas.

  • Acelerador de crecimiento

Si usas el aceite de coco regularmente, ayudas a que los folículos capilares trabajen mucho más rápido y por ende, tu cabello crezca fuerte, sano y con un brillo especial que lo harán lucir fabuloso.

Para la piel

  • Úsalo como desmaquillante

Sabemos lo importante que es el maquillaje en ciertas ocasiones en nuestro día a día, pero no olvides que al ser un producto ajeno a nuestra piel, puede causar muchos efectos negativos, como el envejecimiento prematuro, los molestos puntos negros, manchas y más. Para reducir notablemente esos aspectos, el aceite de coco es un gran aliado, desmaquillarte todas las noches con aceite de coco eliminará cualquier residuo de maquillaje presente en tu piel, además de que la hidratará como nunca antes.

Coloca un poco de aceite de coco en algodón y frotalo suavemente en tu rostro cuidando las zonas donde más se acumula el maquillaje como las pestañas y cejas, pronto verás tu rostro más revitalizado y tus pestañas más largas debido a la constante hidratación. Es importante mencionar que, esta es una alternativa para quienes tienen piel seca, ya que en pieles grasas, el efecto no será el mismo.

  • Perfecto para quemaduras

Ya sea quemaduras de sol o por objetos artificiales, el aceite de coco puede ayudar a tu piel a regenerarse, disminuir el dolor en la zona afectada y a su vez prevenir las cicatrices o manchas que comúnmente aparecen después de un episodio de este tipo.

  • Es un buen exfoliante

Mezclar el aceite de coco con azúcar o café (no instantáneo), puede eliminar impurezas de tu piel, la mezcla es tan simple como eso, coloca los ingredientes en un bowl y con masajes circulares en tu piel ve recorriendo cada parte y enfócate mucho en la zona de la nariz, la zona T y zona de la barbilla. Este uso aplica igualmente, para quienes tienen piel seca.

Para nuestro organismo

  • Previene y cura el sistema digestivo

El poder de este aceite puede ayudarte a fortalecer tu sistema digestivo. Si sufres de problemas estomacales como estreñimiento y úlceras, puedes incluirlo en tu alimentación. El aceite de coco tiene la gran ventaja de que no se vuelve tóxico cuando lo cocinamos a altas temperaturas y, además, consigue mantener sus beneficios a pesar del calor, puedes preparar salteados, o smoothies con este producto y poco a poco regenerar tu organismo.

  • Úsalo para bajar de peso

Cocinar con Aceite de Coco, controlará tu apetito, ya que el se transforma en cuerpos cetónicos, dando energía a nuestro cerebro e impidiendo los momentos de ansiedad.

Puedes incluir una cucharada en la mañana y otra por la noche para poder ver resultados óptimos. Recuerda que adelgazar implica un trabajo de ejercicio y alimentación, no dejes todo en un solo lado de la balanza.

  • Excelente para el cerebro

El aceite de coco contiene enzimas importantes para nuestro sistema cerebral y nervioso, esto fue comprobado mediante diversos estudios científicos, en los que se determinó que los pacientes con Alzheimer tratados con Aceite de Coco Virgen mejoraron los resultados en sus pruebas en un 36,99% los hombres y un increíble 39,70% las mujeres. Usa este aceite para prevenir enfermedades.

El coco sin dudas, puede servirte en muchas ocasiones. Si deseas, puedes documentar tu proceso en un diario personal, en el que día a día tomes nota de cómo te sientes y como te ves a ti mismo, así podrás ser fiel testigo de la veracidad y las propiedades del aceite de coco.

Esperamos que puedas participar y compartir este maravilloso post que de seguro mejorará tu calidad de vida. Recuerda que todo lo que ingieras, si es natural, tu cuerpo lo agradecerá; la Tierra nos proporciona elementos increíbles, nuestra tarea es aprovecharlos.