Desde tiempos remotos el ser humano recurre a la sabiduría de su Madre Tierra con el fin de encontrar sanación. Miles son las infusiones que mediante rituales sagrados se invocaban a la Pacha Mama, para que sus recursos sirvieran de provecho interno; por eso no es extraño escuchar sobre el uso de las hierbas para sanar dolencias o enfermedades, pues se trata de utilizar todo su poder de forma natural, ya sea de toda su estructura o partes específicas.

Nadie cuestiona que el mundo actual es un entorno de progreso medicinal, más siempre siempre existe la duda del cómo nuestros ancestros lograron mantenerse sanos y llegar a vivir un aproximado de más de 100 años sin la necesidad de fármacos inexistentes para ese entonces, mientras que la tasa actual de vida en Europa es de 78 años, en América del Norte de 77 años, en Oceanía 74 y en América Latina 71 años y Ecuador específicamente 76,2 años, según datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud para el año 2016; así que estamos seguros que el consumo de medicinas naturales, será totalmente beneficioso para nuestro organismo y sin reacciones secundarias, más que la plenitud del mismo.

Es por esto que en este artículo encontrarás un secreto ancestral, que con gusto compartiremos para el beneficio colectivo de una sociedad envuelta en males propios del siglo XXI.

5 BENEFICIOS DE LAS PLANTAS MEDICINALES

1 - Recursos provenientes de la Madre Tierra

En su mayoría los recursos que provienen de la tierra, no contienen elementos que dañen o alteren a los órganos del cuerpo, solo en casos específicos de plantas o hierbas que se caracterizan por tener compuestos que no son aptos para el ser humano como la hortensia, la salvia divinorum, el floripondio o la trompeta de ángel, el ricino, etc. Consumir diferentes tipos de plantas medicinales cuando sentimos alguna afección, nos puede ayudar a nivel interno cuando los fármacos no nos sirven o nos causan más daño que beneficios.

(Naturaleza - Madre Tierra)

2 - Son diuréticas

A las plantas medicinales se las reconocen como diuréticas, esto quiere decir que tienen alta capacidad de limpiar el organismo y eliminar todo aquello que no le sirve a nuestro interior, esto además de hacernos sentir mejor, prepara al cuerpo para asimilar las propiedades naturales beneficiosas y positivas para todo nuestro Ser.

Se recomienda utilizar las hierbas diuréticas, que más adelante mencionaremos, en primer lugar para que nuestro interior sea apto para recibir nada más que lo mejor y aprovechar al máximo sus propiedades.

(Té de flores)

3 - Combaten el cansancio y fatiga

Son ideales para el cansancio o la fatiga causada por el día a día, existen plantas medicinales con funciones estimulantes que activan naturalmente tu cuerpo, dándote energía para asumir las responsabilidades y hacerlo al cien por ciento.

4 - Son astringentes

Poseen propiedades maravillosas de cicatrización tanto interna como externa. Las plantas medicinales de este tipo son famosas en cuanto a problemas de la piel, por su rápido efecto y sobre todo por su bajo nivel de efectos secundarios en pieles sensibles, así como para cicatrizar heridas internas en intestinos y colon.

5 - Son antiinflamatorias

Cualquier tipo de inflamación en el ser humano, ya sea a nivel interno o a nivel externo, son la excusa perfecta para recurrir a este método de sanación ancestral, con un consumo moderado y con mucha conciencia, ayudará a sentir alivio inmediato y a largo plazo.

(planta astringente medicinal)

Estos y muchos beneficios más podrás disfrutar si implementas las hierbas medicinales para tu bienestar personal. Es importante que antes de recurrir a alguna hierba, identifiques el problema o malestar que presentas, esto para poder acudir a la planta medicinal propicia para el malestar.

3 TIPOS DE PLANTAS MEDICINALES

A continuación te dejaremos algunas de las plantas medicinales más poderosas, con sus respectivas características, ¡estamos seguros que te encantarán!  

1. Diuréticas

Perejil - Esta maravilla natural es alta en vitamina K lo cual refuerza el sistema óseo, contiene vitamina C que refuerza el sistema inmunológico y un alto grado de minerales, que como ya mencionamos, limpia nuestro sistema digestivo y lo prepara para el consumo de los alimentos.

Té verde - A parte de ser un gran aliado para perder peso, también contiene cafeína, que sirve como estimulante para ayudar a activar el cuerpo. Además mejorará tu sistema digestivo y por ende es un facilitador para eliminar toxinas.

Boldo - Las hojas del árbol de boldo es un depurativo natural, famoso por su amplia gama de aceites esenciales que actúan además de limpiadores, como antioxidantes.

Cola de caballo -  La cola de caballo es una hierba diurética un poco más fuerte que las anteriores, se recomienda usarla en menor cantidad ya que actúa rápidamente limpiando el organismo.

Laurel - Ya no sufrirás más con la retención de líquidos, el laurel es un excelente acompañante de las comidas y un auxiliar en la depuración de elementos negativos.

(té diurético)

2. Astringentes

Té Rojo (Pu-erh) - El té rojo es un aliado del sistema inmunológico, sus principios activos se enfocan principalmente a problemas infecciosos y en aumentar la actividad del sistema nervioso.

Romero - El té de romero debe ser ingerido con precaución ya que si se consume en muchas cantidades puede causar gastroenteritis, pero si se lo toma a conciencia y esporádicamente, será un gran cicatrizante.

Té Negro - Esta maravillosa infusión con sabor intenso, tiene propiedades maravillosas en cuanto a la estimulación y activación del cuerpo, su poder antiséptico ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.  

Aloe vera - Esta planta es utilizada para el cuerpo tanto a nivel externo, como interno, debido a su activo en gel, tiene un potenciador natural capaz de cicatrizar heridas y ayudar con la reconstrucción de tejidos.

Tomillo - A más de ser un excelente condimento para nuestras comidas diarias, el tomillo es fuente de interesantes aceites, entre los que destacamos el aceite esencial con fenoles como timol y carvacrol, flavonoides y terpenoides. Estos componentes actúan como antibacterianos naturales en nuestro organismo.

3. Antiinflamatorias

Uña de gato - La uña de gato es conocida mundialmente y utilizada mucho en cuestiones de lapsos inflamatorios en cualquier edad, por su versatilidad y fácil acceso en el mercado; perfecta alternativa a toda hora.

Curcuma - Las investigaciones sobre esta maravillosa fuente de propiedades, agregan que esta planta tiene potenciales efectos en casos de inflamación en procesos digestivos, así como también reduce los daños pulmonares a largo plazo.

Menta - La menta tiene aquella ventaja de que podemos encontrarla en cualquier tienda cercana a nuestro hogar. Sus beneficios antiinflamatorios naturales, son un recurso a utilizar en cada situación en el que nuestro cuerpo lo amerite.

Verbena -  La verbena se la utiliza tanto en infusión como en polvo, es conocida por aliviar dolores de cabeza e inflamaciones en el cuerpo, más específicamente en los pies y articulaciones.

Árnica - Esta pequeña planta ayuda a bajar la inflamación especialmente en golpes y laceraciones. Para los deportistas o aquellos que constantemente realizan algún tipo actividad que requiera un exceso de esfuerzo, será la mejor alternativa, pues sirve para la relajación de músculos.

Usar los recursos que nos brinda este suelo fértil que nos envuelve, es un privilegio que como seres humanos debemos aprovechar y a la vez preservar. El fundamento de la salud holística y sus maravillosos beneficios, es conectarnos con nuestras raíces y utilizar lo que por defecto fué creado para nosotros y nuestro bienestar.

No es una alternativa temporal, por el contrario, es un estilo de vida que nos brinda nuestra Madre Tierra, sin la necesidad de utilizar elementos ajenos a ella. Las plantas medicinales son nuestras medicina; saber trabajar con ellas y armonizarlas a nuestro día día, nos hará completos e íntegros.