Lo tenemos presente a diario, en postre, jugos, aderezos y un millón de alimentos más, pero pocas veces nos hemos detenido a pensar, en si realmente nos aporta beneficios o al menos, algo positivo a nuestro cuerpo. Hoy aprenderemos sobre qué es lo que el azúcar le hace a nuestro organismo y cómo podemos cambiarlo.

El azúcar es una sustancia dulce que se extrae mayormente del jugo de las plantas, como de la caña y de la remolacha, hay que tener claro que existen alimentos que son dulces por naturaleza y otros que son gracias a procesos hechos por el ser humano, dichos procesos modifican la estructura total de muchos de los nutrientes que tienen ciertas frutas y demás. Pero, tal vez estás pensando que el azúcar que consumes a diario no es tanta, como para provocar daños severos, pues bueno, vamos a averiguarlo.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) se ha encargado de realizar estudios, en los que ha llegado a la conclusión de que solo del 6 al 10% (25 gramos) de tus calorías diarias, deben ser provenientes del azúcar procesado (no procedente de frutas).

Eso quiere decir, que con solo dos cucharas soperas de este endulzante, ya habrás consumido 25 gramos al día y tal vez te parezca exagerado, pero una gaseosa tradicional le da a tu cuerpo 35 gramos de azúcar, excediéndose 10 gramos de lo que es recomendable, ahora imagínate si a eso le sumas más productos endulzados de esta forma.

El azúcar a largo plazo, puede afectar tu salud gravemente, y muchas veces nos lo tomemos a la ligera, pero se ha demostrado que el azúcar causa dependencia en el ser humano, tal como una droga, es decir, que si eliminamos este endulzante de manera radical de nuestra dieta diaria, podremos sufrir los mismo efectos que cuando una persona deja el alcohol o el cigarrillo.

¿Cómo te afecta el azùcar a nivel corporal?

1. Obesidad 

Las comidas ricas en azúcar, también lo son en calorías, y poseen una mínima capacidad de calmar o saciar el hambre, por lo que la ansiedad siempre es atribuida a una alimentación inadecuada en la que los azúcares predominan, indicando al cuerpo que siga comiendo. Por lo que, si una persona diariamente sobrepasa los límites permitidos de este producto, el aumento de peso aparecerá, con exceso de grasa y trayendo consigo obesidad, cuya enfermedad tiene altas probabilidades de traer  otras, como diabetes, hipertensión, problemas gastrointestinales y más.

3. Problemas con  tu hígado

El hígado es el receptor principal de todos los nutrientes que ingresan a nuestro cuerpo, un exceso de azúcar en nuestra dieta, puede producir una esteatosis hepática no alcohólica, similar a la que se produce por un exceso en el consumo de bebidas alcohólicas.


 

3. Fallos en los riñones

Los riñones son filtros que limpian y purifican nuestra sangre, por lo que cuando el azúcar en nuestro cuerpo es muy elevado, empiezan a surgir problemas graves que impiden su funcionamiento, sin la posibilidad de expulsar los desechos y acumulandolos en nuestra sangre. Es en ese momento cuando aparecen piedras en los riñones, infecciones urinarias o diagnósticos más graves a largo plazo, como insuficiencia renal.

5. Deterioro de nuestro cerebro

La universidad de California descubrió recientemente, que mientras más azúcar consumimos, nuestro aprendizaje y retención de información se deteriora con facilidad con el pasar de los años. Los niños son los más afectados en este tipo de situaciones,  ya que en los primeros años de su desarrollo, su cerebro actúa como una esponja, absorbiendo todos aquellos estímulos que los rodean, así que si saturamos a nuestros hijos con productos azucarados, les hacemos mucho más daño del que pensamos.

5. Problemas en la vista

En caso de que tu consumo de azúcar sea excesivo, pueden venir problemas oculares, debido a que se puede sufrir alteraciones en los vasos sanguíneos que se encuentran situados en el fondo del ojo y, estas alteraciones, pueden llevar a una pérdida de la visión si los vasos se rompen.

6. A tu sistema digestivo

Endulzar tu comida en exceso y consumir demasiados alimentos azucarados, puede causar muchos problemas a nivel gastrointestinal, tales como la acidez, indigestión e interferir de sobremanera, en la asimilación de proteínas, por lo que no es de sorprender que por el exceso de azúcar, te empieces a sentir cansado, debido a que tu cuerpo no está recibiendo los nutrientes necesarios.

7. Adiós a encías y dientes sanos

Este problema es el que más aqueja en la sociedad actual y no creas que solo afecta a los niños, esto te puede pasar a ti también debido a que la ingesta excesiva de azúcar puede provocar caries, gingivitis y que la saliva se vuelva ácida. Este ácido producido por el azúcar es el principal causante de dañar tus dientes; es decir, que cuanto más azúcar consumas, más ácido creará tu boca.  


 

9. Conduce a la diabetes

Como ya todos sabemos, la diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar, es demasiado alto. Una enfermedad que al inicio es silenciosa, pero que con el tiempo se agrava con problemas visuales, pie diabético, enfermedades renales, neuropatía, daños psicológicos y más.  

9. A tu corazón

Nuestro colesterol tiende a subir cuando estamos mal alimentados y con ello quiero decirte que el azúcar es parte de ese grupo de alimentos que desestabilizan totalmente tu organismo. Los alimentos ricos en azúcares simples, suelen ser ricos en grasas que son perjudiciales para la salud, en especial para el corazón, tanto como las grasas saturadas o trans.

10. A tu humor

Así como lo estás leyendo, el azúcar es causante de problemas emocionales y por ende, esto afectará tu humor y, aunque millones de personas aseguran que con un helado de chocolate te sentirás mejor, no es cierto, aunque parezca difícil de creer, el exceso de este endulzante nos puede producir estrés innecesario, acompañado de dolores de cabeza y lapsos de impaciencia continua.

Hay que tener conciencia plena sobre lo que comemos y el fin o propósito de cada uno de los alimentos que ingerimos. Prevenir enfermedades es un trabajo diario, debemos velar por nuestra integridad física y mental.

Recuerda que el consumo del azúcar procesado afecta a un 90% tu cuerpo, y que los azúcares provenientes de las frutas, son necesarios para el organismo, ya que aportan  nutrientes y fuentes de vitaminas.