No es un secreto el impacto negativo que genera el plástico en el ambiente y la contaminación extendida por años que representa, por lo que muchas organizaciones a nivel nacional e internacional, luchan día a día para que esto cambie. Las buenas noticias son, que Quito se une a esta lucha, a través de la campaña "Sin sorbete por favor", con la que la capital pretende reducir, al igual que el archipiélago de islas Galápagos, el uso de ese material.

Con esta nueva propuesta se busca eliminar el uso de sorbetes, fundas plásticas e implementar el servicio de comidas en vajillas reutilizables en los restaurantes. Por lo que la invitación es que todos como sociedad nos unamos y reproduzcamos el mensaje, para hacer que estas normas se cumplan y no ser partícipes de la expansión de un material que pone en riesgo la vida de nuestra fauna.

El constante daño climático causado por el hombre y sus consecuencias desastrosas, nos han hecho pensar seriamente en qué acciones tomar con respecto a cómo cuidar y preservar nuestro entorno, y esta, es una acción que sin lugar a dudas, no sólo aplaudimos en Salud Holística ®, sino que también nos unimos.

¿Sabes dónde termina todo el plástico desechable?

En el océano o enterrados, con procesos de desintegración extremadamente extensos. Además, las cifras son tan alarmantes, que la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que en el mar existen unos 5.5 billones de fragmentos de plástico, sin incluir los trozos que hay en el fondo marino o en las playas.

Ecuador al ser un país tan rico en flora y fauna, también se ve afectado con este asesino silencioso, razón por la cual autoridades del ministerio del medio ambiente, se han encargado de fomentar campañas en las cuales se busca concientizar sobre el uso del plástico desechable; como es el caso de #SinSorbetePorFavor, que busca llegar a la susceptibilidad de todos los ecuatorianos en cuanto a cuestionarnos si ¿realmente necesitamos usar un sorbete para beber?, que por cierto, según estudios, demora mil años en descomponerse.

Si estas campañas conscientes, se siguen expandiendo en todo el país y toma más fuerza, estamos seguros que reduciremos el problema ambiental que causa el plástico. Pero es importante recordar que el primer paso siempre se encuentra dentro de cada uno de nosotros, darnos y dar a otros el empujón de sacar los materiales desechables de nuestras vidas, nos hará seres mucho más conscientes en cuanto a preservar nuestra Madre Tierra.

Prende tu luz interna en este momento de oscuridad ambiental y únete a esta iniciativa maravillosa.