¿Alguna vez has considerado tomar una sopa fría? La mayoría de las personas solo han probado la crema de gazpacho que se sirve fría, pero más allá de eso no. Recientemente exploramos hacer una sopa fría de aguacate. ¿Cómo, además de fría es de aguacate? ¡Correcto, y no sabes de lo que te pierdes!

En esta receta incorporamos todos los macronutrientes esenciales y con un ingrediente especial que incremente el aporte proteico, la espirulina. Si, la espirulina es un alga muy poderosa que contiene muchos componentes ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y mucho más.   

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 aguacates tamaño mediano

  • Medio pepino, pelado

  • 2 tazas de espinaca, arugula o col rizada

  • Zumo de un limón mediano

  • 1 cda. de perejil picado

  • 1 cdta. de menta

  • 1 cucharadita de espirulina en polvo

  • 1 cdta. de jengibre fresco rallado

  • 1 cdta. de sal

  • pimienta negra al gusto

  • 3 tazas de agua o de caldo de verduras

Preparación:

1. Agrega todos los ingredientes en la licuadora, o procesador de alimentos. Licúa todo hasta que los ingredientes se hayan integrado, lo sabrás al formarse una consistencia pastosa.

2. Sírvela en un plato hondo y decóralo con unas hojitas de perejil. Así de fácil. ¡Ya está!

Esta sopa puede ser consumida fría o caliente, esto dependerá de tu gusto. Pero, lo importante es que en cualquiera de sus estados, no se perderán sus nutrientes.

Si te decides a preparar esta receta, no olvides capturarla en una foto y compartirla en nuestras redes sociales: Facebook: Somos Salud Holística, Instagram / Pinterest: @Salud_holística_

 

Con amor, Alex Arteaga.

Fundadora de Salud Holística®